Los moldes cerrados son un formato que se caracteriza por tener una miga suave y una corteza fina y blanda. Fantásticos para hacer sandwiches, tentempiés o torrijas.

Mostrando todos los resultados 4